jueves, 15 de marzo de 2018

viernes, 2 de febrero de 2018

FRANCIS SÁNCHEZ: “LOS ANALISTAS SIEMPRE TENEMOS QUE ESTAR EN LA SOMBRA”

En los últimos años, la presencia del analista se ha convertido en una figura primordial dentro del esquema organizativo de cualquier club de fútbol. Una labor relativamente nueva pero necesaria para evitar dejar al azar los resultados y poder controlar todos los aspectos que encierra el fútbol. En este campo, uno de los nombres propios es Francis Sánchez, analista del primer equipo del Atlético de Madrid. 

Podría definirse a Francis en cuanto a su formación. Es Técnico Superior Deportivo especializado en fútbol (Nivel II Académico) y Analista Táctico dentro del Cuerpo Técnico Profesional por la Universidad Camilo José Cela (Madrid). Como analista ha desarrollado funciones en todas las categorías. Además, ha sido entrenador en fútbol base desde alevines hasta juveniles en Málaga. Su principal inquietud siempre ha sido conocer en profundidad el juego y su estrategia operativa para transformarlo en videoinformes e informes técnicos. Pero quedarse solo con esto sería injusto. Al hablar con Francis se descubre a un apasionado del fútbol con un don especial: poder analizar más allá de lo que a simple vista se ve. Él no ve lo obvio. Él conoce, se adelanta, intuye y descubre patrones que se repiten. Y lo hace con entusiasmo, ilusión y sencillez. 

El punto de inflexión en su carrera se produjo en el Congreso de Entrenadores organizado por la RFAF en Sevilla en 2015 donde pudo asistir a la Ponencia de Juanjo Vila, a quien considera uno de los pocos referentes del análisis. Está avalado por una extensa carrera con menciones especiales como segundo entrenador y jefe de Análisis Táctico en el RCD Mallorca con Valeri Karpin y como entrenador ayudante y jefe del departamento de Análisis y Scouting del Spartak de Moscú con Emery y Karpin. Cuando finalizó su presentación, dejó un correo por si alguien quería comunicarse con él. Francis tenía dudas pero su pareja, y apoyo incondicional, le instó a que le enviase uno de sus informes. “Decidí enviarle uno de mis informes al correo que había proporcionado durante la ponencia, con la peculiaridad de que era incorrecto. Daba error. A través de un contacto común pude conseguirlo y enviarle el informe. Cuál fue mi sorpresa al descubrir que en apenas veinte minutos tenía respuesta por parte de Juanjo. Me comentaba que él recibía cientos de informes y que difícilmente pasaba a la segunda página. El mío lo había leído entero y quería que contactase con él con urgencia.”, comenta Francis aún con cierto asombro.
Hasta ese momento había sido analista en División de Honor y analista externo en el Cádiz. “Yo trabajaba gratis. Sigo pensando que la base para poder llegar al fútbol de élite es trabajar gratis. Tienes dos vías. O has sido futbolista profesional y tienes todas las puertas abiertas. O eres un loco como yo que dedicas horas, constancia y lo haces con vehemencia. Pero ante todo, hay que tener paciencia para aguantar hasta que llegue la oportunidad. La mayoría de los que están preparados se aburren en el camino. No aguantan. Yo tuve la suerte de tener a mi pareja y, además, perseverancia.”
Aunque Francis posee el título de entrenador y ha ejercido como tal entrenando a niños, siempre ha preferido ser analista. “A mí me gustaba entrenar niños, infantiles. Cuando tienen que dar el salto de fútbol 7 a fútbol 11 es lo bonito. Están en una edad en la que son receptivos, los moldeas y puedes ayudarles mucho. Cuando ya entran en cadetes están en conflicto interno. Comienzo a entrenar a través de mi hijo, me saco los títulos pero solo es algo anecdótico. He preferido ser analista, sin ninguna duda. Siempre he tenido el defecto de no ver el balón. Nunca lo miro. Cuando la jugada termina sé que se ha producido por otro motivo. La pelota seduce y hace que la sigas pero el 97% del juego se desarrolla fuera del balón. No es determinante para el análisis.”
Francis-Sanchez-03
En el fútbol base le gustaba ver a los rivales para averiguar dónde estaban sus debilidades y ahí da una de las consignas más importantes para los analistas. “Tengo que ver la forma en que una debilidad del rival se convierta en una fortaleza mía. Para ello, tienes que ver que el que está jugando es tu equipo frente a esa debilidad para poder desarrollar la estrategia operativa. Tienes que ir de lo general a lo concreto. Ves el fútbol global y sin perder tiempo en lo que no vas a utilizar. Luego vas a lo concreto. Primero, solo lo ofensivo. Después, lo defensivo. Y finalmente, sacas conclusiones. El fútbol o lo ves o no lo ves. No se puede explicar. Es como el pintor que tiene talento y retina. O un matemático que tiene la capacidad de abstracción necesaria para poder desarrollar un teorema. Es cierto que el analista debe buscar el dato de calidad. Eso que tu intuición te dice que puedes demostrarlo con imágenes porque no es algo fortuito u ocasional, sino que se repite.”
Su llegada al Atlético de Madrid le vino por sorpresa. Estaba disfrutando de unas vacaciones en familia en Soria cuando recibió la llamada. Llevaban tiempo siguiéndole, sabían de él y de su trabajo. Fue un momento en el que se mezclaron sentimientos. Por un lado, veía que las horas de trabajo, su dedicación y talento tenían recompensa. Por otro, no podía evitar acordarse de su padre quien había sido fiel seguidor del Atlético de Aviación, primero, y Atlético de Madrid, después. Francis considera que llegar al fútbol de élite no dista demasiado del fútbol base. No se aleja en cuanto a conocimiento y hoy día hay mucha formación en esos clubes. Todo depende de cómo sea el entrenador y de lo que quiera. 


 Más allá de los entrenadores, muchos futbolistas se preocupan por conocer a sus rivales: quiénes son, cuáles son sus fortalezas, debilidades y cómo deben comportarse. En el caso concreto del Atlético de Madrid hace una mención especial para Oblak, quien se interesa antes de cada partido por conocer en profundidad a quién se mide para completar su trabajo específico. Francis también pone como ejemplo a varios clubes como el Rayo Vallecano. “Su cuerpo técnico pone a disposición de los jugadores varias tablets con análisis individuales de los futbolistas del equipo rival por posiciones. Pueden acceder a los highlights con items del futbolista para saber cómo entran, cómo defienden, sus fortalezas, debilidades, etc. Es algo que forma parte de la metodología del departamento de análisis. Un trabajo que se extiende a la cantera. En el Atlético de Madrid hay buena comunicación con el trabajo de la cantera. Hay un departamento de análisis propio bien estructurado y llevado a cabo por José Luis Sánchez Vera. Hay puntos en común y el desarrollo del trabajo es similar al del primer equipo.”
El trabajo de analista requiere de mucha dedicación. Horas viendo partidos y delante del ordenador. Francis considera que hay que hacer una diferenciación. “No hay que confundir análisis con scouting. En el segundo no realizas un seguimiento profundo del juego. Controlas perfiles individuales para integrarlos en el equipo. Analizas jugadores, su comportamiento, actitud y posibilidades. También hay que tener en cuenta que a quien le guste el verde posiblemente tenga madera de segundo entrenador. El analista acumula horas en una habitación viendo fútbol, su sitio no está en el césped. Tan solo tiene sentido cuando preparamos la estrategia para comprobar que se desarrolla de la manera correcta. Pero solo es algo puntual. Todo el mundo cree que esto es muy bonito pero no ve los sacrificios que requiere.”

Se trata de un trabajo sistemático que no cambia desde el primer día de la pretemporada hasta que finaliza el curso. “Nosotros, dos semanas antes ya vemos en directo al equipo rival en la misma situación en la que nos vamos a enfrentar. Seleccionamos las imágenes para los vídeos y vamos introduciendo filtros. Comenzamos con alrededor de 350 cortes que se reducen a cuarenta. Preparamos las imágenes para que Germán Burgos, segundo entrenador y máximo responsable del análisis de rivales, realice el siguiente filtrado. Se quedan como mucho en quince. Se montan, se realiza el informe y se enseña al míster. Simeone realiza un nuevo filtro y se quedan las definitivas 10-12 imágenes. Tras terminar un partido, ya tenemos el informe escrito del próximo rival, independientemente de la competición que sea.”

Francis hace balance y recuerda alguno de los momentos en los que su trabajo se ha visto recompensado en el guión del partido. “Siempre imaginas cómo se desarrollará el encuentro, dónde se puede producir el desajuste y cómo convertirlo en algo positivo para el equipo. Por ejemplo, en la temporada pasada, contra el Real Madrid conseguimos un gol gracias al espacio generado en la espalda de Kroos. Contra la UD Las Palmas pudimos hacer dos goles aprovechando el desajuste de sus centrales. Los analistas siempre tenemos que estar en la sombra. No aparecemos en la web ni en la foto de equipo. Yo no estoy. No salgo al campo. Aporto mi idea, mi granito de arena para tratar de ponérselo más fácil al entrenador. Solo soy una ayuda. El éxito es de él y de los jugadores. Quien quiera ocupar otro sitio no es analista.”
Francis Sánchez es un ejemplo a seguir para todo aquel que quiera iniciarse en el análisis. Un mundo que se está desvirtuando y contaminando, llenando de gente sin preparación y que en algunos casos solo se reduce a tener un pasado como futbolista. Recalca la importancia de tener conocimientos, ver mucho fútbol y dejar en un segundo plano la pelota. Pero el secreto está en el interior de cada uno. O lo ves o no lo harás nunca por mucho que trates de entrenarlo. Es un talento innato, como el que él posee. Su secreto es precisamente no tener secretos. Quien comparte, crece. Reconoce que ya no ve el fútbol con la ilusión del aficionado, sino que lo hace con otra perspectiva que le enriquece. Pero siempre con humildad, cercanía, sencillez y disfrutando con lo que hace. Un sueño para muchos que solo es alcanzable por los mejores profesionales. Y Francis Sánchez ocupa un lugar privilegiado. 


https://montse-garcia.com/2018/02/01/francis-sanchez-los-analistas-siempre-tenemos-que-estar-en-la-sombra/

martes, 30 de enero de 2018

lunes, 29 de enero de 2018

martes, 5 de diciembre de 2017